Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2015

Mons. Kwambamba, obispo auxiliar de Kinshasa

El Papa Francisco ha nombrado Obispo auxiliar de Kinshasa al Rvdo. Mons. Jean-Pierre Kwambamba Masi, oficial de la CCDDS y Ceremoniero Pontificio.
Mons. Kwambamba nació el 19 de agosto de 1960 en Ngi (Bandundu). Tras los estudios primarios en Bandundu y Bulungu (1967-1973) entró en el Seminario menor St Charles Lwanga de Kalonda, donde realizó los estudios secundarios (1973-1979). Estudió la filosofía en el Seminario mayor St Augustin de Kalonda (1979-1982) y la Teología en el Seminario mayor Jean XXIII de Kinshasa (1990-1992). Fue ordenado sacerdote el 17 de agosto de 1986.
Tras la ordenación, ha llevado a cabo los siguientes encargos: 1987-1992: estudios para el Doctorado en Liturgia en Sant’Anselmo; 1992-1994: Profesor en el Seminario menor St Charles Lwanga de Kalonda; 1994-1998: Vicario General de la diócesis de Kenge; 1998-2003: Rector y profesor en el Seminario mayor St Cyprien de Kikwit; desde 2003: Oficial de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacrament…

«El legado litúrgico de Benedicto XVI» (VII)

Cuestiones concretas aquí planteadas
“En el culto pueden considerarse, el mismo culto, los que celebran el culto y las mediaciones o instrumentos cultuales. El mismo culto consiste de modo especial en los sacrificios, que se ofrecen para la reverencia de Dios. Las mediaciones cultuales pertenecen al campo de lo sagrado, como es el tabernáculo, los vasos y otras cosas del mismo género. Por parte de los que celebran el culto se pueden considerar dos cosas: a saber, su institución para el culto divino, se hace por alguna consagración o del pueblo o de los ministros, a lo que pertenecen los sacramentos; y además, la especial conversación de ellos por la que se distinguen de quienes no dan culto a Dios, y a esto pertenecen las observancias, por ejemplo, en la alimentación y en el vestido, etc. [1]”  En este campo teológico litúrgico es fundamental recordar los principios esenciales de la constitución sobre la liturgia, que deberán iluminar en la teoría y en la práctica nuestras cuestiones c…

Jornada de estudio: «Iniciación cristiana, iniciación a la vida mística» en la Universidad San Dámaso de Madrid

El miércoles, 25 de marzo, tiene lugar una Jornada de Estudio en la Universidad San Dámaso, organizada por el Departamento de Teología Catequética y el Bienio de Liturgia, cuyo título es «Iniciación cristiana, iniciación a la vida mística». A continuación ofrecemos el horario de la Jornada:
10:00 Acogida y presentación             Ilmo. Sr. D. Gerardo del Pozo Decano de la Facultad de Teología - UESD             Prof. Dr. D. Juan Carlos Carvajal Blanco             Facultad de Teología - UESD
10:15 Iniciación en la vida mística en el marco del Ritual de Iniciación Cristiana de Adultos             Prof. Dr. D. Rossano Zas Friz
Universidad Pontificia Gregoriana

12:00   Mesa Redonda             Presentación                         Prof. Dr. D. Manuel González López-Corps
            La iniciación en el misterio cristiano en la época patrística
                        Prof. Dr. D. Jesús Polo Arrondo
FLCC San Justino - UESD
            La liturgia como experiencia de vida mística
                        …

La Cuaresma en el «Directorio sobre la Piedad Popular y la Liturgia» (y V)

El "Vía Matris"

136. Así como en el plan salvífico de Dios (cfr. Lc 2,34-35) están asociados Cristo crucificado y la Virgen dolorosa, también los están en la Liturgia y en la piedad popular.
Como Cristo es el "hombre de dolores" (Is 53,3), por medio del cual se ha complacido Dios en "reconciliar consigo todos los seres: los del cielo y los de la tierra, haciendo la paz por la sangre de su cruz" (Col 1,20), así María es la "mujer del dolor", que Dios ha querido asociar a su Hijo, como madre y partícipe de su Pasión (socia Passionis).
Desde los días de la infancia de Cristo, toda la vida de la Virgen, participando del rechazo de que era objeto su Hijo, transcurrió bajo el signo de la espada (cfr. Lc 2,35). Sin embargo, la piedad del pueblo cristiano ha señalado siete episodios principales en la vida dolorosa de la Madre y los ha considerado como los "siete dolores" de Santa María Virgen.
Así, según el modelo del Vía Crucis, ha nacido el ejer…

«El legado litúrgico de Benedicto XVI» (VI)

La cuestión litúrgica principal sigue siendo, como ya decía Romano Guardini, la formación [1], sabiendo que no basta la teoría, se necesita la sabiduría cristiana y la experiencia litúrgica. Es verdad que la constitución sobre la Liturgia ofrece una nueva pedagogía espiritual. Pero estamos todavía ahí. “Es manifiesto que cualquiera que es negligente en tener o hacer lo que tiene que tener o hacer peca por omisión” [2]. Es nuestra obligación conocer lo que se celebra para saber celebrar; conocer la voluntad de Dios para saber predicarla, entrar en el misterio para celebrarlo con unción. La vida litúrgica está bloqueada, porque no hemos experimentado la nueva vida de la Pascua, donada por el Cordero de Dios, al no haber sido evangelizados y al no estar convertidos. Se intenta catequizar a quien no está evangelizado; se celebran bautismos y primeras comuniones de niños que no viven en familias cristianas. Se celebran confirmaciones a quienes no han tenido un encuentro personal con Cristo…

La Cuaresma en el «Directorio sobre la Piedad Popular y la Liturgia» (IV)

El "Vía Crucis"
Un testimonio del amor del pueblo cristiano por este ejercicio de piedad son los innumerables Vía Crucis erigidos en las iglesias, en los santuarios, en los claustros e incluso al aire libre, en el campo, o en la subida a una colina, a la cual las diversas estaciones le confieren una fisonomía sugestiva.
132. El Vía Crucis es la síntesis de varias devociones surgidas desde la alta Edad Media: la peregrinación a Tierra Santa, durante la cual los fieles visitan devotamente los lugares de la Pasión del Señor; la devoción a las "caídas de Cristo" bajo el peso de la Cruz; la devoción a los "caminos dolorosos de Cristo", que consiste en ir en procesión de una iglesia a otra en memoria de los recorridos de Cristo durante su Pasión; la devoción a las "estaciones de Cristo", esto es, a los momentos en los que Jesús se detiene durante su camino al Calvario, o porque le obligan sus verdugos o porque está agotado por la fatiga, o porque, movid…

«El legado litúrgico de Benedicto XVI» (V)

En concreto, hay algunos hechos que nos dejan perplejos con respecto a la reforma litúrgica última, por ejemplo, la prohibición de usar el misal anterior supuso una ruptura en la historia de la liturgia, cuyas consecuencias sólo podían ser trágicas. Incluso, sucedió algo más sorprendente: se descompuso el edificio antiguo y se construyó otro utilizando el material del anterior y otros proyectos precedentes, pareciendo que el misal es fruto del estudio de especialistas y no fruto de un desarrollo orgánico y vital; de este modo siguiendo el criterio del arqueologismo se ha creado una contraposición entre lo nuevo a aceptar y lo viejo, todo lo posterior a San Gregorio Magno,  considerado material de desecho [1]. Así pues, es conveniente tolerar a quienes desean celebrar la liturgia como se celebraba antes de la reforma litúrgica última; es necesario respetar la liturgia anterior, pues lo que fue sagrado antes sigue siendo sagrado ahora. “No entiendo tampoco, siendo franco, porqué tanta s…

La Cuaresma en el «Directorio sobre la Piedad Popular y la Liturgia» (III)

La lectura de la Pasión del Señor

130. La Iglesia exhorta a los fieles a la lectura frecuente, de manera individual o comunitaria, de la Palabra de Dios. Ahora bien, no hay duda de que entre las páginas de la Biblia, la narración de la Pasión del Señor tiene un valor pastoral especial, por lo que, por ejemplo, el Ordo unctionis infirmorum eorumque pastoralis curae sugiere la lectura, en el momento de la agonía del cristiano, de la narración de la Pasión del Señor o de alguna paso de la misma.
Durante el tiempo de Cuaresma, el amor a Cristo crucificado deberá llevar a la comunidad cristiana a preferir el miércoles y el viernes, sobre todo, para la lectura de la Pasión del Señor.
Esta lectura, de gran sentido doctrinal, atrae la atención de los fieles tanto por el contenido como por la estructura narrativa, y suscita en ellos sentimientos de auténtica piedad: arrepentimiento de las culpas cometidas, porque los fieles perciben que la Muerte de Cristo ha sucedido para remisión de los pecados…

«El legado litúrgico de Benedicto XVI» (IV)

La respuesta de Benedicto XVI
En nuestra relación con la sagrada liturgia se decide el destino de la fe y de la Iglesia, porque en su celebración se manifiesta nuestra comprensión de Dios y del mundo, de Cristo y de la Iglesia. Sólo si nuestra relación con Dios es adecuada lo serán también nuestras relaciones con el mundo, con los demás y con nosotros mismos. En concreto, la reforma litúrgica ha sido en parte un mejoramiento y en parte una banalización de nuestras celebraciones. El problema de fondo es si la reforma litúrgica ha respetado el principio de la constitución conciliar sobre la liturgia, conocido como desarrollo orgánico de los ritos litúrgicos, pues los organismos vivos se desarrollan por impulsos vitales internos, no por fuerzas externas. “No se introduzcan innovaciones si no lo exige una utilidad verdadera y cierta de la Iglesia, y sólo después de haber tenido la precaución de que las nuevas formas se desarrollen, por decirlo así, orgánicamente, a partir de las ya existen…

Libros 2015: Adorar a Dios en la liturgia.

Alfonso Berlanga, Adorar a Dios en la liturgia, Pamplona, 2015, 332pp.

¿Qué significa realmente adorar a Dios? ¿Qué relevancia tiene esta cuestión en una sociedad posmoderna? ¿Es necesario insistir en la adoración de un Dios al que no vemos? ¿No deberíamos promover antes una mentalidad urgida por el bien del hombre al que sí vemos? Son cuestiones que interpelan indudablemente no sólo a los bautizados, sino también a quienes descubren en su interior la pregunta acerca del sentido. Desde la perspectiva particular de las ciencias humanas, pasando por el quehacer teológico, hasta llegar a algunas formas de la liturgia cristiana, los autores de esta obra ofrecen una respuesta articulada y suficiente. Es un libro de alta divulgación donde el lector encontrará un mapa y los instrumentos necesarios para interpretarlo, así como aquellas indicaciones prácticas que le permitan recorrerlo en su vida cotidiana.
Índice