Ir al contenido principal

«Calendario Litúrgico del Rito Hispano-Mozárabe» (2016-2017)

Introducción

En este año litúrgico 2016-2017, el Adviento comienza el 13 de noviembre y la Cuaresma el 5 de marzo. El Tiempo de Cotidiano iniciará el 8 de enero y durará hasta el Domingo In carnes tollendas; el último Domingo de Cotidiano antes de la Cuaresma, por tanto, es el VIII domingo. Celebraremos la Pascua el día 16 de abril, la Ascensión el 25 de mayo y Pentecostés el 4 de junio. Se cierra el año litúrgico con el XXX de Cotidiano, siendo el I Domingo de Adviento del año litúrgico 2017-2018 el 19 de noviembre. Además, señalamos que, en el presente año litúrgico, sólo coincide una solemnidad en domingo: Santa María que pasa del día 18 de diciembre al día 19 del mismo mes.

Incluimos en este Calendario los “Prenotandos del Misal Hispano-Mozárabe” (nn. 1-24; 142-170) que se encuentran en el primer volumen del MHM: introducción histórica del rito, estructura de la Misa, composición del Misal y normas de aplicación del Misal. Los restantes números (nn. 25-141), al referirse directamente a la celebración eucarística, los hemos omitido. Además, encontramos las “Normas sobre el año litúrgico y sobre el calendario en el rito hispano-mozárabe”, contenidas en  el segundo volumen del MHM.

Presentación del Señor Arzobispo-Primado

El Jubileo extraordinario de la Misericordia nos ha ofrecido la oportunidad de meditar la misericordia de Dios, que nunca se cansa de abrir la puerta de su corazón (cf. Misericordiæ Vultus, 25). Durante este año jubilar el Santo Padre ha llevado a cabo gestos concretos de misericordia, ya sea con sus palabras, ya con sus acciones. Uno de estos gestos ha sido el de elevar el grado de la celebración de santa María Magdalena, testigo de la divina misericordia.

En el decreto, firmado por el Cardenal Robert Sarah, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, se dice que, dada la consideración que ha tenido siempre la figura de la primera testigo y evangelista de la resurrección, tanto en Occidente como en Oriente, el Santo Padre ha establecido que, de ahora en adelante, se celebre a «la apóstol de los apóstoles» con el grado de fiesta en el Calendario Romano General.

En el Rito Romano, al igual que en el nuestro, se celebra a María Magdalena el día 22 de julio. En el primero encontramos a María llorando por no hallar al Señor en el sepulcro (cf. Jn 20,1-2.11-18), mientras que en nuestro rito la vemos identificada con la pecadora pública que baña con sus lágrimas los pies de Jesús (cf. Lc 7,36-50). El mismo Señor que pronunciará su nombre en el huerto es el, que en casa de Simón el fariseo, en atención a su mucho amor, perdona sus muchos pecados.

Interesante también es el símil que se establece en la Illatio entre ella y María, la Madre de Jesús. Comienza diciendo que es justo dar gracias al Padre por Jesucristo, cabeza invisible de la Iglesia católica, al honrar a esta Santa y, así como conservó inmune de toda corrupción a María, su madre, permaneciendo virgen después del parto, del mismo modo consideró a María Magdalena, por la confesión de su nombre, como fidelísima testigo haciéndola vencedora después de su muerte.

Lo que hizo que la Magdalena fuera tan agradable a Dios es su penitencia; por esta razón la enriqueció en lo más íntimo de su corazón con una especial gracia de su amor (cf. Ad orationem Dominicam) que la llevó a confesar el nombre de Jesucristo en un cántico de alabanza; ella misma nos invita a alabar al Señor con nuestras lenguas proclamando su misericordia para que, al confesarle, heredemos la vida gloriosa y cantemos dentro del sagrado coro en la asamblea de los santos (cf. Oratio post Gloriam).

Como cada año, agradezco a los sacerdotes Salvador Aguilera y Adolfo Ivorra el esfuerzo realizado para llevar a cabo este Calendario, en su novena edición, el cual servirá para todos aquellos que celebran el Rito Hispano-Mozárabe, especialmente para la Capilla Mozárabe del Corpus Christi y las Parroquias Mozárabes de la ciudad de Toledo.

«Oh Redentor bueno,… al pueblo fiel que confiesa tu nombre con sinceridad, y se llena de alegría en la festividad de santa María Magdalena, concédele el perdón de todos sus pecados. Y así como te dignaste limpiar a la Magdalena, después de haberte regado con las lágrimas, de toda suerte de pecado, de modo semejante, purificadas nuestras mentes y extirpados nuestros vicios, nos concedas tener parte en tu reino celestial» (Oratio post Nomina, memoria de santa María Magdalena, confesora).

Laudet te, Dómine, lingua nostra!

X Braulio Rodríguez Plaza, Arzobispo de Toledo
Primado de España y Superior Responsable
del Rito Hispano-Mozárabe

*******


Aquellos que deseen el «Calendario Litúrgico» pueden dirigirse al Departamento de Publicaciones del Instituto Superior de Estudios Teológicos “San Ildefonso” de Toledo (Plaza de San Andrés, 3; http://www.publicaciones-sanildefonso.es; publicaciones@itsanildefonso.com; tfno. 925.22.60.29); a la Libreria Pastoral Diocesana de Toledo (C/ Arco de Palacio, 1; tfno. 925.22.44.17; http://libreriadiocesanadetoledo.blogspot.com/ lpastoralto@gmail.com) o a la Libreria Cecadi de Madrid (C/ San Buenaventura, 4; tfno. 91.366.66.88 / 91.364.10.67; pedidos@cecadi.es).