Ir al contenido principal

Por cuarta vez en la historia se celebra una Misa de rito hispano-mozárabe en el Vaticano

La Basílica de San Pedro acogió el sábado [16 de mayo] una Misa de rito hispano-mozárabe. Fue la cuarta vez que se celebraba aquí una Misa según esta centenaria liturgia.

Durante los diez primeros siglos de historia del cristianismo en España, el rito que se usaba se llamaba "hispano”. Cuando el Papa Gregorio VII decidió extender el rito romano a toda la cristiandad, el hispano permaneció en España pero sólo en las zonas de dominación musulmana. En estos territorios ocupados comenzó a llamarse "mozárabe”, como se llamaba a los propios cristianos sometidos al Islam. 

P. SALVADOR AGUILERA
Experto en Liturgias orientales y rito hispano-mozárabe

“Los cristianos decían: "lo que no pudieron hacer los árabes lo quiere hacer el mismo Papa que es quitarnos nuestra liturgia, nuestra historia". Por tanto, el Papa permitió en Toledo que se siguiera celebrando el rito hispano-mozárabe cosa que sigue sucediendo hasta el día de hoy”.

Este rito se conservó especialmente en el centro de la península, en la ciudad de Toledo. El sábado el arzobispo de esta diócesis española, monseñor Braulio Rodríguez, fue el encargado de presidir la ceremonia en el Vaticano.

P. SALVADOR AGUILERA
Experto en Liturgias orientales y rito hispano-mozárabe

“Llama la atención que el Credo se recita todos los días con el añadido "Homousios". Estamos en el contexto del arrianismo por tanto se dice que Cristo es de la misma naturaleza o sustancia del Padre. También es curioso que el Padrenuestro se va rezando y a cada frase se va respondiendo "amén". Y también muy curioso simbólicamente es la fracción del pan. Se toma el pan y se va partiendo en 9 trozos colocándolo sobre la patena en forma de cruz evocando los misterios de la vida de Cristo durante el año litúrgico”.

200 peregrinos de la diócesis de Toledo acompañaron a su arzobispo. Junto a él concelebraron varios cardenales, arzobispos, obispos y sacerdotes. Entre ellos estuvieron presentes el cardenal Santos Abril, el cardenal Gianfranco Ravasi, el arzobispo Luis Ladaria o el prelado del Opus Dei, monseñor Javier Echevarría.


(Fuente: Rome Reports)