Ir al contenido principal

Rito de la Canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II

El 27 de abril de 2014 está señalado por la Canonización de los Beatos Juan XXIII y Juan Pablo II, Papas que han marcado la historia reciente de la Iglesia. Quisiera en este Post hacer una introducción al Rito de la Canonización y de la Celebración Eucarística, presididos por el Papa Francisco.

Los Ritos iniciales comenzarán con la Letanía de los Santos, a la que seguirá la Antiphona ad Introitum. Tras la señal de la cruz y el saludo del Santo Padre tendrá lugar la primera petición.

En la primera petición el Cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, acompañado de los Postuladores, pide al Papa que los Beatos Juan XXIII y Juan Pablo II sean inscritos en el Catálogo de los Santos. A lo que el Papa Francisco responde: «Queridos hermanos, elevemos nuestras preces a Dios Padre onmipotente por medio de Jesucristo, para que, por intercesión de la Bienaventurada Virgen María y de todos sus santos, sostenga con su gracia lo que vamos a llevar a cabo». Tras una pausa el Santo Padre prosigue: «Te rogamos, Señor, que escuches benigno nuestras preces, para que aquello que con nuestro ministerio realizamos, te sea agradable y sirva de incremento a tu Iglesia».

Continúa el Cardenal Prefecto con la segunda petición, en la que vuelve a insistir que dichos Beatos sean inscritos en el Catálogo de los Santos; por esta razón, introduce el canto del Veni Creator, para que sea el Espíritu Santo el que ilumine nuestras mentes y Cristo Señor no permita a su Iglesia equivocarse en una obra tan importante como ésta.

Terminado el Veni Creator tiene lugar la tercera petición en la que el Cardenal Amato cita la promesa que ha hecho el Señor de enviar sobre la Iglesia el Espíritu de la Verdad, que hace que el Magisterio supremo esté inmune de cualquier error, y suplica de nuevo al Santo Padre que inscriba a estos hijos suyos en el Catálogo de los Santos.

Como culmen del Rito, el Papa Francisco pronuncia la Fórmula de Canonización:

«Ad honorem Sanctæ et individuæ Trinitatis,
ad exaltationem fidei catholicæ
et vitæ christianæ incrementum,
auctoritate Domini nostri Iesu Christi,
beatorum Apostolorum Petri et Pauli ac Nostra,
matura deliberatione præhabita
et divina ope sæpius implorata,
ac de plurimorum Fratrum Nostrorum consilio,
Beatos
Ioannem XXIII
et Ioannem Paulum II
Sanctos esse decernimus et definimus,
ac Sanctorum Catalogo adscribimus,
statuentes eos in universa Ecclesia
inter Sanctos pia devotione recoli debere.
In nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti».

Momento en el cual resuena el Amen de la asamblea. Seguidamente son llevadas las reliquias de los nuevos Santos en procesión y colocadas junto al Altar. Una vez colocadas, un diácono las inciensa, mientras la schola y la asamblea cantan el Iubilate Deo, cantate Domino.

Finalmente, el Cardenal Prefecto de las Causas de los Santos agradece al Santo Padre, en nombre de toda la Iglesia, la Canonización de dichos Beatos y le pide que pueda ser redactada la Carta Apostólica. A lo que el Papa Francisco responde: «Lo ordenamos».

La Santa Misa continúa con el Gloria in excelsis y, seguidamente, la Oración colecta. Tras ésta, prosigue la Liturgia de la Palabra y la Liturgia Eucarística como de costumbre. En la Plegaria Eucarística III aparecen los nombres de ambos Santos de la siguiente manera: «... cum beatis Apostolis tuis et gloriosis Martyribus, cum Sanctis Ioanne et Ioanne Paulo et omnibus Sanctis...».


Salvador Aguilera López