Ir al contenido principal

«Calendario Litúrgico del Rito Hispano-Mozárabe» (2013-2014)

En este año litúrgico 2013-2014, observamos la concurrencia de varias celebraciones en domingo. En primer lugar, las Solemnidades de la Concepción Inmaculada de la Santísima Virgen María (8 de diciembre), de San Isidoro, obispo de Sevilla (22 de diciembre), y de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo (29 de junio); además, también coincide en domingo la Festividad de san Cipriano, obispo y mártir (14 de septiembre). Salvo la última, todas las demás están previstas por las normas del misal. Las primeras han sido trasladadas al 7 de diciembre, 20 de diciembre y 28 de junio, respectivamente; la festividad de san Cipriano, sin embargo, al 13 de septiembre, colocando el día precedente sus “Letanías”.

         El Adviento comenzará el 17 de noviembre y la Cuaresma el 9 de marzo. El Tiempo de Cotidiano inicia el 12 de enero con el I Domingo y durará hasta el Domingo In Carnes Tollendas, el 9 de marzo; el último Domingo de Cotidiano antes de la Cuaresma, por tanto, es el VIII. En abril celebraremos el día 20 la Pascua y el 29 la Ascensión; el 8 de junio, Pentecostés. Se cierra el año litúrgico con el XXIX de Cotidiano. El I Domingo de Adviento del año litúrgico 2014-2015 será el 16 de noviembre.

Salvador Aguilera
Adolfo Ivorra

***

PRESENTACIÓN DEL SEÑOR ARZOBISPO-PRIMADO

Con ésta llegamos a la sexta edición del Calendario Litúrgico de nuestro venerable y antiquísimo Rito Hispano-Mozárabe. La edición de este año queda marcada por el cincuenta aniversario de Sacrosanctum Concilium. Una constitución conciliar que, tras declarar el igual derecho y honor de todos los ritos de la Iglesia Católica, pedía que estos fueran conservados, fomentados, íntegramente revisados y vigorizados; únicamente exige tener en cuenta dos factores: la sana tradición y las circunstancias y necesidades de hoy (cf. SC, 4), apreciación bien importante.

Otra efeméride que para nosotros no puede pasar desapercibida es el 15 de octubre de 1963. Ese día de santa Teresa tenía lugar la 48 asamblea general del Concilio Vaticano II y, como en otras ocasiones, se comenzaba con la celebración de la Santa Misa. Ante la mirada atónita de los padres conciliares Mons. Anastasio Granados, obispo auxiliar de Toledo, celebraba la Eucaristía en aquella Liturgia que era fruto de la fe y la espiritualidad de los Padres de la Iglesia hispana.

A nuestros Padres les movía el deseo de expresar la fe recibida con ritos que, siendo adecuados a las necesidades pastorales, fueran capaces de desvelar el Misterio celebrado. En este sentido, dentro del Ordo Missae, quisiera destacar el gesto de la Fractio Panis. Sabemos que es un rito práctico, ya que el pan necesita ser partido para ser repartido, pero a la vez se nos presenta como un gesto epifánico, esto es, de manifestación de Cristo: hacemos memoria de todos los misterios de su vida: desde la Corporatio hasta el Regnum, es decir, desde la primera venida en la humildad de la carne hasta su venida gloriosa.

La antífona que acompaña este gesto, llamada Cantus ad Confractionem, cambia durante el tiempo pascual dándole una tonalidad diversa. Por tres veces en la “Noche Santa” resonará el texto de Ap 5,5, y así se hará también durante todo el tiempo pascual, aunque ahora una sola vez: «Vicit Leo de tribu Iuda, radix David, alleluia!». Como sabemos, estas son las mismas palabras que uno de los veinticuatro ancianos que están alrededor del trono le dijo al apóstol Juan: «Deja de llorar; pues ha vencido el León de la tribu de Judá, el retoño de David, y es capaz de abrir el libro y los siete sellos».

En el Apocalipsis de Juan encontramos al Cordero degollado que está en pie, aquél que es digno de abrir el libro y desatar los sellos (cf. Ap 5,2). Cristo es nuestro Cordero y, también, nuestro León, el único que es digno «de recibir el poder, la riqueza, la sabiduría, la fuerza, el honor, la gloria y la alabanza» ( Ap 5,12).

Quisiera renovar mi agradecimiento a los autores de este Calendario 2013-2014, es un buen servicio para vivir el Año Litúrgico en este venerable Rito. Gracias de corazón. Permita Dios que de año en año crezca el número de aquellos que quieran celebrar y vivir la Liturgia y Espiritualidad Hispano-Mozárabe. Concluyo estas palabras mías con un bellísimo texto que pertenece a la Illatio del VI Domingo de Pascua:

«Es justo y necesario que alabemos la potencia de tu poder, Señor, y reconozcamos en el Hijo la plenitud de la majestad del Padre. Por él restituyes y restauras todas las cosas; tú lo enviaste al mundo revestido de la naturaleza humana, para amar en nosotros lo que amabas en tu Hijo. Se ha cumplido cuanto habías anunciado por boca de los profetas; se ha realizado cuanto habías predicho acerca de su venida. Éste es pues el león de la tribu de Judá, valeroso en la lucha. Éste es el cachorro de león que resurge victorioso de la muerte. Éste es el Cordero inmaculado desde mucho tiempo necesario para ser inmolado...».

Vicit Leo de Tribu Iuda!


+ BRAULIO RODRÍGUEZ PLAZA, 
Arzobispo de Toledo, Primado de Españ
y Superior Responsable del Rito Hispano-Mozarabe

***

Aquellos que deseen el "Calendario Litúrgico" pueden dirigirse al Departamento de Publicaciones del Instituto Superior de Estudios Teológicos "San Ildefonso" de Toledo (Plaza de San Andrés, 3; http://www.publicaciones-sanildefonso.es/; publicaciones@itsanildefonso.com; tfno. 925.22.60.29); a la Libreria Pastoral Diocesana de Toledo (C/ Arco de Palacio, 1; tfno. 925.22.44.17; lpastoralto@gmail.com) o a la Libreria Cecadi de Madrid (C/ San Buenaventura, 4; tfno. 91.366.66.88; cecadi@planalfa.es).