Ir al contenido principal

«La Reforma más urgente es la Formación Litúrgica» afirma el Prefecto del Culto Divino

El cardenal Antonio Cañizares asegura que todavía hay muchos cambios del Concilio Vaticano II en la liturgia que hay que llevar a la práctica. En su opinión si los cambios se aplican con fidelidad, no provocarían la desconfianza de los sectores tradicionalistas ni siquiera de los seguidores de Marcel Lefebvre

CARD. ANTONIO CAÑIZARES
Prefecto, Congregación para el Culto Divino 

“Incluso los que siguen la Hermandad Sacerdotal San Pío X, fundada por monseñor Lefebvre, cuando participan en la Eucaristía bien celebrada, dicen que si esto fuera así en todas partes no habría necesidad de lo que ha ocurrido y nos ha producido esta separación con la Iglesia católica”.

El cardenal Antonio Cañizares, prefecto de la Congregación para el Culto Divino puso el broche de oro al ciclo de conferencias sobre el Concilio Vaticano II organizado por la embajada de España. El cardenal asegura que aún quedan reformas por llevar a cabo. Pero reforma no es siempre sinónimo de cambio. 

CARD. ANTONIO CAÑIZARES
Prefecto, Congregación para el Culto Divino

“La reforma más urgente, más que la forma, es la formación litúrgica. Falta una formación litúrgica muy fuerte”.

Y es que según el prefecto de la Congregación para el Culto Divino el futuro de la Iglesia está precisamente en conocer de manera más profunda la liturgia y los sacramentos.

CARD. ANTONIO CAÑIZARES
Prefecto, Congregación para el Culto Divino

“Diría que no hay futuro para la Iglesia y para la humanidad si no hay una renovación del sentido litúrgico y una participación en la verdad de la celebración litúrgica. Porque en la liturgia acontece la acción de Dios, es Dios mismo que está presente llevando a cabo su obra de salvación”.

Una formación profunda para conocer la esencia de la fe cristiana, que el cardenal Cañizares asegura que es indispensable para la Nueva evangelización.

Fuente: ROMEREPORTS