Ir al contenido principal

«El Primado de Dios en la Liturgia» de la mano de Joseph Ratzinger (I)

EL PRIMADO DE DIOS EN LA SAGRADA LITURGIA
El Espíritu de la Liturgia. Una introducción. Un libro de Joseph Ratzinger

“En este pequeño libro, que no intenta ofrecer una guía para la praxis litúrgica, sino reflexiones sobre el espíritu de la liturgia”[1], Joseph Ratzinger, en la línea de Romano Guardini, intenta presentar lo esencial de la acción litúrgica, mostrando su íntima realidad y sus exigencias estructurales intrínsecas. Se trata ahora como entonces de poner en marcha un movimiento litúrgico. “Contribuir a esta  renovada comprensión: es ésta la intención del volumen que aquí presento al público (…) No se trata de entretenerse en discusiones o investigaciones de tipo científico, sino de ofrecer una ayuda para la comprensión de la fe y para la justa realización de la fundamental forma expresiva de la liturgia”[2]. Una vez que se responde a la pregunta fundamental por qué creo, aparece en el centro de nuestra vida la sagrada liturgia, porque es preciso glorificar a Dios del modo debido y recibir la gracia que nos salva, es decir, no se profesa correctamente la fe  sino se celebra adecuadamente la liturgia.

 “La intención esencial de la obra era colocar la liturgia, más allá de las frecuentes cuestiones frívolas sobre ésta o aquella forma, en su contexto más amplio, que he querido describir en tres ámbitos que están presentes en todos y cada uno de los argumentos.  En primer lugar, la íntima relación entre Antiguo y Nuevo Testamento, pues sin relación con la herencia veterotestamentaria, la liturgia cristiana es absolutamente incomprensible.  El segundo ámbito se abre en referencia a las religiones del mundo. Y el tercero, el carácter cósmico de la liturgia,  que es mucho más que la simple reunión de un grupo más o menos amplio de personas; la liturgia se celebra en la extensión del cosmos; ella comprende al mismo tiempo el creado y la historia. Éste es el sentido de rezar hacia el oriente: el redentor, a quien dirigimos nuestra oración, es también el creador”[3].

Padre Pedro Fernández, op


[1] J. RATZINGER, Lo spirito della liturgia. Una introduzione: Opera Omnia, vol. XI. Editrice Vaticana 2010, p. 196.
[2] J. RATZINGER, Lo spirito della liturgia. Una introduzione: Opera Omnia, vol. XI. Editrice Vaticana 2010, p. 26.
[3] J. RATZINGER, Prefazione al volumen XI: Teologia della Liturgia. La fondazione sacramentale dell´ esistenza cristiana. Opera Omnia. Editrice Vaticana 2010, p. 8.