Ir al contenido principal

Las nuevas ágoras litúrgicas (I).



Por Jaume González Padrós

La liturgia interesa. A finales del siglo pasado y en este XXI hay que concluir, a tenor de la presencia de este tema en la red, que la liturgia interesa.
Escribo la palabra en cuestión (liturgia) y el famoso buscador me da en 0.11 segundos aproximadamente 13.600.000 resultados. Al pie de la página me invita a búsquedas relacionadas con liturgia: liturgia definición (64.500 resultados aprox.), liturgia diaria (706.000), tiempos litúrgicos (82.100), calendario litúrgico (538.000), año litúrgico (130.000), eucaristía (5.560.000), colores litúrgicos (14.700), sacramentos (3.480.000).
Otros conceptos son sugeridos también por la máquina, según por dónde uno dirige su búsqueda: paraliturgia definición, apuntes liturgia, litúrgico, 7 sacramentos, con cada uno de ellos individualmente vistos, etc.
Hay, pues, en la red, una gran presencia del tema, un hecho que no podemos calificar de anecdótico, ni infravalorarlo alegando que en ella se encuentra, simplemente, de todo. Es cierto, pero detrás de cada una de estas páginas, blogs, etc., hay personas, grupos, colectivos eclesiales, que la han creado y la mantienen al día, más o menos, con interés.
Y como es lógico, dada la gran cantidad de material, estamos ante una realidad muy heterogénea. Intentaremos hacer una clasificación, muy sumaria.

Información
Un dato que encontramos, por poco que nos movamos en este mundo virtual, es que son muchísimas las páginas dedicadas a informar sobre temas litúrgicos, a clarificar dudas, a responder interrogantes que plantean los navegantes interesados, en ocasiones pasando de la mera aportación circunstancial de datos a una formación de nivel catequético. Significado de los ritos, de los objetos, de los colores, de los espacios, etc. Muchas veces se pueden leer afirmaciones con fundamento, pero también abundan interpretaciones libres, a menudo con un tinte arqueológico, e, incluso, desde perspectivas ideológicas varias.
Otro tema importante, en cada una de estas páginas, es saber la competencia de quien responde y desde dónde lo hace. A menudo es un sacerdote o un catequista, pero también es habitual que nadie sepa quién está, de hecho, detrás de la respuesta, y desde qué conocimiento se expresa. Una gran cuestión, por tanto, es saber el crédito que podemos y debemos dar a ciertos diagnósticos e informaciones que pretenden ser fundamentadas. El anonimato –que lo es, a pesar de tener delante un nombre e,  incluso, un rostro- sitúa la cuestión en un plano de incertidumbre.
No obstante, quien tenga hoy una duda sobre temas litúrgicos y conexión a internet, habrá solucionado el problema en fase inmediata con uno o, a lo sumo, varios clics. Con este simple gesto habrá tenido acceso a una, a menudo, satisfactoria información. Un ejemplo: preguntamos al buscador: ¿qué es el lavabo de la misa? Y nos responde con 1.010.000 resultados aproximadamente. Sólo con las diez primeras entradas, el lector que no tenga un interés demasiado exigente, habrá podido satisfacer su curiosidad gracias a algunas páginas bien fundamentadas, en este caso. Objetivo conseguido. Sin salir de casa, con dos clics.

Formación
Como hemos afirmado, las webs que pretenden informar en materia litúrgica, a menudo se convierten, de hecho, en ámbitos formativos para los lectores. Los datos que transportan forman un cuerpo doctrinal que se presenta sólido, y que el internauta percibe como una ocasión para aprender más.
Con todo, nos parece más ajustado incluir en este apartado aquellas páginas que, de entrada, se presentan ya como realmente dedicadas a la formación litúrgica. Preguntado el buscador, nos da unas 652.000 entradas sobre páginas que se ocupan, más directamente o tangencialmente, de la formación litúrgica destinada a personas y grupos diversos, aunque abundan más los que se dirigen a un público amplio, especialmente catequistas y personas con responsabilidades en las comunidades cristianas.
Por ejemplo: «formacionliturgica.org», es un sitio dependiente de la Comisión Episcopal de Liturgia de la Conferencia Episcopal Argentina, que ofrece formación litúrgica a distancia especialmente dirigida a los agentes de pastoral.
También tiene formación litúrgica para grupos parroquiales la diócesis de Ciudad Real (España), con unos temas brevemente expuestos en archivos para descargar, y que dependen, según dicen los mismos administradores de la web, del magisterio teológico de Borobio, López Martín, Sartore y De Eribe. También son frecuentes las citas, en recuadro destacadas, del Catecismo de la Iglesia Católica (1992).
Como estos dos ejemplos, podríamos seguir citando muchos más, con una notable presencia de aportaciones de las Iglesias de Latinoamérica, donde el ansia de formación está muy viva y despierta, generando, así, buenas iniciativas, ya sea claramente institucionales o de origen más particular. La vitalidad de aquellas comunidades cristianas se percibe incluso en internet.
Al lado de la formación que se da y recibe a través de internet, también encontramos páginas anunciando cursos presenciales, organizados por instancias diferentes: delegaciones diocesanas de liturgia, parroquias, institutos de vida consagrada, cofradías o hermandades, etc. De estas últimas, por ejemplo, encontramos en la web de una hermandad la noticia de una iniciativa de la archidiócesis de Sevilla del pasado año: «La Delegación Diocesana de Hermandades y Cofradías de la Archidiócesis de Sevilla, pone en marcha un Curso de Liturgia destinado especialmente a diputados de culto, priostes y miembros de grupos de acólitos que deseen iniciar sus conocimientos y ponerse al día en cuanto a información litúrgica se refiere de acorde a los postulados de Concilio Vaticano II».
Internet, espacio para la formación litúrgica y para la promoción de la misma. 

Profundización/debate
En el marco de la formación, pensamos que es ajustado a la realidad, señalar otro ámbito que es más propio de lo que llevan a cabo, por propia iniciativa, profesores de liturgia, los cuales exponen en sus páginas o blogs, mucha materia para el aprendizaje en profundidad y, también, dan ocasión para el debate entre los mismos especialistas y, a veces, incluso con el gran público, a través de la posibilidad de escribir comentarios al respecto de un artículo o comentario.
No dudamos en afirmar que estas webs son las que consideramos de mayor calidad, y que, sin lugar a dudas, prestan un buen servicio al verdadero estudio y promoción de la liturgia, lo cual no se puede dar si no es a partir de un conocimiento competente de la materia en sus distintos aspectos: teológico, histórico, bíblico, espiritual, etc.
Vamos a destacar, a modo de ejemplo, en este marco, dos páginas. Primero, el blog («liturgia-opus-trinitatis») del profesor Matias Augé, claretiano, quien, en Roma se ha dedicado durante mucho tiempo a la docencia de la liturgia con gran competencia, como es reconocido por todos, en varios centros teológicos, especialmente en San Anselmo y en la Universidad Lateranense.
En esta página, totalmente en italiano, encontramos escritos propios y ajenos, homilías dominicales, y otros textos de notable importancia, ya sea para la profundización de cuestiones siempre necesarias o para responder a datos puntuales y de actualidad. Dieciséis enlaces nos transportan a otras webs –también italianas- y que tienen relación con la liturgia, ya sea de personas dedicadas a su estudio, o bien instituciones vinculadas a él.
El índice está dividido en once temas, destacando dos como los más tratados: «Cuestiones actuales» con 179 artículos, y «Eucaristía» con 126 (en el momento de escribir este artículo, evidentemente). La primera cifra ya nos indica que el profesor Augé, aunque emérito en su condición profesoral, sigue perfectamente activo en la reflexión y el debate hodierno, iluminando no poco, gracias a su ciencia y memoria, cuestiones que actualmente pueden torcerse al ser planteadas, y que él ayuda a centrar.
Completa el cuadro de esta página la citación de algunos párrafos de Concilios y Padres de la Iglesia, así como la recomendación de algunos libros y de la  Rivista Liturgica.
El primer escrito que encontramos en este blog pertenece al 9 de febrero del 2009 y se trata de la homilía del VI domingo del Tiempo ordinario. Al día siguiente, el autor escribe un artículo, no breve, sobre el Tiempo ordinario o «durante l’anno», para continuar el 11 de febrero con un decálogo destinado a integrar la espiritualidad litúrgica y la espiritualidad de los consagrados; con la misma fecha, leemos una interesante reflexión sobre el sentido de lo sagrado, concepto que, de un tiempo a esta parte, es bastante invocado, aunque, desde ciertos sectores, asociado siempre a determinadas formas rituales, como si ellas, per se, tuviesen la capacidad de hacernos percibir “lo sacro” al celebrar litúrgicamente.
Al respecto, el profesor Augé acaba su artículo, afirmando: «Celebrare con senso del sacro è celebrare con fede viva. La crisi della fede si traduce in crisi del celebrare i Misteri della fede. Sia  che  celebriamo in latino, in lingua volgare, con una forma  rituale o con un’altra, dobbiamo farlo sempre con spirito di fede e di comunione»[1].  
En definitiva, quien esté familiarizado con la lengua italiana encontrará, en este blog, abundante material para su formación, y de toda solvencia.
La segunda página que citamos aquí es la que tiene por nombre «lexorandi.es». Justo en la presentación encontramos este párrafo aclaratorio: «Es una iniciativa de profesores y estudiosos de la lex orandi en España, que desean promover el conocimiento de la ciencia litúrgica y una más profunda adhesión al Misterio del culto cristiano. Con estos propósitos, presentamos al público de lengua española una web donde se podrán encontrar recursos de utilidad para todos aquellos relacionados con la ciencia litúrgica o que tengan interés en ella». Esta página fue fundada por Adolfo Ivorra y Pedro M. Merino, y está administrada por el primero de ellos con Salvador Aguilera.
Destaca, en esta web, la atención prestada al Rito mozárabe, con abundante información. Y también es notable el material que se presenta en cuanto a recursos de todo tipo: Praenotanda de los libros litúrgicos, Magisterio Pontificio y Documentos, Textos litúrgicos, Bibliografía, Revistas, etc.
En el apartado «Teología» se descubren nueve entradas, con notable contenido cada una. Destaca la que se dedica a la presentación de «Personajes importantes para la ciencia litúrgica», el autor de la cual es el Dr. Aurelio García. A fecha de hoy podemos leer trece nombres, si bien el último se escribió en el 2010. Deseamos que se vaya completando esta bellísima colección.
Completa la web un blog que dirige también Adolfo Ivorra, donde podemos encontrar sus reflexiones con un tono más inmediato y directo con respecto a las cuestiones tratadas. También en él no deja de expresar sus perplejidades a raíz de lecturas o realidades litúrgicas contempladas.
Las webs recomendadas en esta página no son muchas, pero significativas; entre ellas encontramos los centros docentes litúrgicos en España, como el Instituto Superior de Liturgia de Barcelona, y el bienio de liturgia en la Universidad Eclesiástica san Dámaso en Madrid, una web sobre liturgia en italiano y otra sobre el Rito mozárabe, sin descuidar la bibliografía litúrgica on line en «Alcuinus.org», y la patrología en «plgo.org».
Otras webs recomendadas son la de la Asociación Española de Profesores de Liturgia, las Fuentes litúrgicas de la Biblioteca de la Universidad de Navarra, la italiana «Maranatha.it», y el famoso buscador bibliográfico de la Fundación Dialnet.
Tenemos, pues, un buen instrumento en lengua castellana, que debemos agradecer a los profesores antes citados, y que deseamos vaya desarrollándose y completándose con el paso del tiempo. Para los estudiosos de la liturgia, hoy, «lexorandi.es» representa ya una referencia importante.


[1] «Celebrar con sentido de lo sagrado consiste en celebrar con fe viva. La crisis de la fe se traduce en una crisis de la celebración de los Misterios de la fe. Tanto si celebramos en latín o en lengua vulgar, con una forma ritual o con otra, debemos actuar siempre con espíritu de fe y de comunión». (La traducción es nuestra).




Artículo de Jaume González Padrós, publicado en Phase, Nº 308, 2012, pp. 173-193.