Ir al contenido principal

«Calendario Litúrgico del Rito Hispano-Mozárabe» (2012-2013)




En este «Año de la Fe», convocado por el Papa Benedicto XVI, presentamos, por quinto año consecutivo, el «Calendario Litúrgico del Rito Hispano-Mozárabe» (2012-2013), para el uso de la Capilla mozárabe de la Catedral de Toledo y para todos aquellos que celebran esta liturgia de forma regular u ocasional.

El tiempo de Adviento dará comienzo el día 18 de noviembre, ya que el primer domingo es el que cae entre el 13 y el 19 de este mes, es decir, el más próximo a la festividad de San Acisclo; a diferencia del rito romano, que consta de cuatro semanas, éste consta de seis.

El Tiempo de Cotidiano este año tiene XXIX domingos: el primero será el 13 de Enero y el último el 10 de noviembre; llegada la Cuaresma, éste se detiene en el V de Cotidiano con el cual prosigue tras el Tiempo Pascual según las «Normas sobre el año litúrgico y sobre el Calendario en el rito hispano-mozárabe»: “El primer Domingo tras la Aparición del Señor empieza el ciclo de los Domingos de Cotidiano, que se interrumpirá el I Domingo de Cuaresma y proseguirá desde Pentecostés hasta el I Domingo de Adviento» (n. 11); por tanto, el día 20 de mayo se prosigue con el Domingo V de Cotidiano. Dentro de este Tiempo destacamos un domingo especial: «domingo que precede la Natividad del Bautista (24-VI)», que este año es el 23 de Junio.

La Cuaresma comenzará el 17 de Febrero con el «domingo in carnes tollendas», exactamente 7 semanas antes de Pascua, aunque hemos de decir que el tenor penitencial inicia el día siguiente: «Lunes de Ayuno de la Primera Semana de Cuaresma», tal como dicen los Prenotandos del Misal: “la misa de este domingo es todavía festiva” (n.12).

La Semana Mayor tendrá lugar del 24 al 30 de marzo: primero con el «Domingo de Ramos», y los demás días, hasta el Triduo Sacro: «Jueves en la Cena del Señor», «Viernes en la Preparación» y, finalmente, «en la Noche Santa. Vigilia Pascual».

El día 31 de Marzo con la celebración: «en la Alegría de la Pascua» comienza el Tiempo Pascual, que va del 31 de Marzo hasta el 19 de mayo, domingo de Pentecostés. Hemos de destacar dos particularidades de este Tiempo: la primera es:  Martes de Pascua “cuando los bautizados dejan las albas” (2-IV); y la segunda: “la Fiesta de Pentecostés se ve precedida por un día preparatorio y una Vigilia: Letanía de Pentecostés” (n. 15). Finalmente señalar que el jueves 9 de mayo es la Solemnidad de la Ascensión del Señor.

Algunos detalles más de este Año Litúrgico 2012-2013: A) la Solemnidad de Santa Leocadia (9-XII) cae en Domingo, por esta razón, queda como «Solemnidad Trasladada»al día 11, en la ciudad de Toledo; y esto por dos razones: la primera es que el 9 es domingo y el 10 es la Festividad de Santa Eulalia de Mérida, y la segunda que, según los Prenotandas: “las Solemnidades del Señor prevalecen sobre los Domingos, por el contrario las de los Santos se trasladan al día libre más próximo, ya sea anterior, ya posterior” (n. 23). B) La Fiesta de san Martín (11-XII) no tiene «Letanías» ya que cae en lunes. C) El I domingo de Adviento del próximo Año Litúrgico (2013-2014) será el 17 de noviembre.

*******


Presentación del Sr. Arzobispo-Primado

El Calendario del Rito Hispano-Mozárabe para el Año 2012-2013 es una ayuda inestimable para cuantos celebran en este venerable Rito. Recuerdo que esta celebración es posible en toda España, celebrando bien con los formularios aprobados. Agradezco tanto a D. Adolfo Ivorra como a D. Salvador Aguilera, pues son ellos los autores del presente Calendario, el trabajo realizado para confeccionarlo.

Al presentar como Arzobispo de Toledo, Superior Responsable del Rito, este calendario quiero recordar unas hermosas palabras del Beato Juan Pablo II, en la homilía de la memorable celebración en la basílica de San Pedro el día de la Ascensión del Señor (28-V-1992): “Las comunidades de la Península Ibérica que recibieron, acogieron y defendieron, incluso hasta el martirio, la fe predicada por los Apóstoles, ya desde los primeros siglos celebraron los misterios de la fe cristiana con ritos propios. La liturgia hispana es, en efecto, obra de varias generaciones de Padres y Pastores que dieron vida a una espiritualidad y un depósito doctrinal, expresados en abundantes textos litúrgicos, adecuados a las necesidades pastorales y a la sensibilidad de las gentes de aquellas regiones”.

Resulta muy importante, pues, resaltar que la fe –lex credendi– da paso a la lex orandi en nuestro Rito. Porque “La peculiaridad litúrgica de Hispania –romana primero, visigótica después y por último mozárabe– se asemeja a la de otras Iglesias, como las venerables Iglesias de Oriente y la Ambrosiana” (Juan Pablo II, ibid). Pienso que no debemos nunca perder de vista estos pensamientos del Beato Juan Pablo II al celebrar el Rito Hispano-Mozárabe. No nos debe mover ni simplemente la estética, ni las diferencias litúrgicas con otros Ritos, ni una comprensión estrecha de la Tradición, sino la fe cristiana que ha generado un Rito y una espiritualidad válida para nosotros. Cito de nuevo al Papa Juan Pablo II en esa homilía: “En su obra litúrgica (la de los Padres de la Iglesia hispánica) les movía el deseo de expresar, bajo formas apropiadas para el pueblo fiel, la fe cristiana recibida y que habían tenido que defender de la ofensiva arriana, en un primer momento, y más tarde del dominio musulmán”.

Termino mi presentación de este Calendario para 2012-2013 con referencias al Año de la Fe que estamos celebrando. Es el autor de la Carta a los Hebreos que nos exhorta: “Los santos, por la fe, conquistaron reinos, obraron justamente, taparon las bocas de los leones, apagaron el fuego impetuoso, escaparon de la espada, convalecieron  en sus enfermedades, se mostraron fuertes en el combate, saquearon los campamentos de los extranjeros” (Heb 11, 33-34). Jesús es el centro de nuestra fe, recordaba Benedicto XVI en la homilía que abría el Año de la Fe; no solamente el objeto de la fe, sino, como dice la carta a los Hebreos “el que inició y completa nuestra” (12, 2). Es una verdad amable que produce alegría y paz en el alma.

Éste es también nuestro deseo: en la celebración de la liturgia Hispano-Mozárabe, “hacer resplandecer la verdad y la belleza de la fe en nuestro tiempo, sin sacrificarla a la exigencias del presente sin encadenarla al pasado: en la fe resuena el presente eterno de Dios que trasciende el tiempo y que, sin embargo, solamente puede ser acogido por nosotros en el hoy irrepetible” (Benedicto XVI, homilía 11-x-2012).

Pronto tendremos ocasión de comprobar esta importancia de la fe en nuestro venerable rito: “Así pues tú, clementísimo Dios, acrecienta la verdadera fe en nuestro corazones y restablece más y más la huella de tu imagen y semejanza en nosotros” (Illatio, III Domingo de Adviento)”. “Mediante el misterio admirable de esta fe guárdanos inmutable la garantía de nuestra esperanza” (Post Nomina, sábado antes de Pentecostés para el Adviento del Espíritu Santo Paráclito.

Sólo me queda de nuevo agradecer a los autores de este calendario 2012-2013, y a todos que han colaborado con ellos, el Señor os conceda la vivencia profunda de los misterios que nos dieron nueva vida celebrados en este Rito Hispano-Mozárabe a lo largo de este Año Litúrgico.

+Braulio Rodríguez Plaza
Arzobispo de Toledo y Primado de España
Superior Responsable del Rito Hispano-Mozárabe


*******

Aquellos que deseen el "Calendario Litúrgico" pueden dirigirse al Departamento de Publicaciones del Instituto Superior de Estudios Teológicos "San Ildefonso" de Toledo (Plaza de San Andrés, 3; http://www.publicaciones-sanildefonso.es/;publicaciones@itsanildefonso.com; tfno. 925.22.60.29); a la Libreria Pastoral Diocesanade Toledo (C/ Arco de Palacio, 1; tfno. 925.22.44.17; lpastoralto@gmail.com) o a la Libreria Cecadi de Madrid (C/ San Buenaventura, 4; tfno. 91.366.66.88; cecadi@planalfa.es).