Ir al contenido principal

La "Liturgia" en los Padres del Sínodo «La Nueva Evangelización para la transmisión de la Fe Cristiana» (III)

17.10.2012

- S. E. R. Mons. Charles Edward DRENNAN, Obispo de Palmerston North (NUEVA ZELANDA)

En diócesis de países seculares con una red de escuelas católicas, la primera comunidad de fe es la escuela. Allí la mayoría de los bautizados encuentran por primera vez, de modo sistemático, la persona de Jesucristo, la oración, la liturgia y la vida sacramental de la Iglesia. Los educadores, más que los padres, se convierten muchas veces en los primeros formadores a la fe de los jóvenes. Las escuelas católicas no son productos sino agentes de la misión de la Iglesia. Entre los varios pilares de la escuela entregada a la Nueva Evangelización están los siguientes: 1.- El encuentro con Jesucristo: ser amigos del Señor Resucitado hará que nuestras escuelas se animen con la oración, la liturgia, el respeto que surge de tratarse como hermanos y hermanas en Cristo, la caridad.

- S. E. R. Mons. Janusz Wiesław KALETA, Obispo de Karaganda, Administrador Apostólico de Atyrau (KAZAJISTÁN)

En el contexto del Instrumentum laboris, n. 110, que describe a la familia como el lugar ejemplar para dar testimonio de la fe, querría analizar el fenómeno de la transmisión de la fe. La mayoría de las personas en los países postsoviéticos parecen ser indiferentes a la religión. Para el grupo relativamente pequeño de quienes aún conservan la fe y la tradición católica, las familias tienen una importancia fundamental. No se puede ignorar, sin embargo, que a menudo -incluso en familias en las que los abuelos y los padres son religiosos, rezan el Rosario y participan en la liturgia - las generaciones jóvenes están muy alejadas de la religión y de la Iglesia. Muchas veces consideran a la Iglesia y a la fe simplemente como algo que tiene que ver con los sacerdotes, las ancianas y los niños.

18.10.2012

- S. E. R. Mons. Rosario Saro VELLA, S.D.B., Obispo de Ambanja (MADAGASCAR)

Los jóvenes nos enseñan la alegría. Una alegría que es, ante todo, interior porque viene de Dios, pero que se expresa también exteriormente. Los jóvenes nos piden una liturgia más alegre, más participativa, más conforme a su vida, una liturgia de cantos y de danzas. Nos piden una moral exigente pero no negativa; una moral que libere a los jóvenes de la esclavitud del egoísmo, del relativismo, del hedonismo y que llene sus corazones. Los jóvenes nos piden una fe no intelectual, sino vital. Una fe que desde la mente llegue al corazón.

- S. E. R. Mons. Otto SEPARY, Obispo de Aitape (PAPÚA NUEVA GUINEA)

La Nueva Evangelización para la transmisión de la fe cristiana se propone una nueva época de esperanza en el despertar de la fe católica en la vida del pueblo en el actual proceso de evangelización. Además de la vida sacramental de la Iglesia, de las celebraciones de las sagradas liturgias y de otros medios afines, acontecimientos, oportunidades y posibilidades en las que experimentamos encuentros personales con Jesucristo, Salvador y Señor Nuestro, existe también una necesidad urgente de evangelización para hacer un poco más por transmitir la fe cristiana con mayor profundidad en la vida de nuestro pueblo, que se halla frente a gran número de comportamientos y actitudes anticristianas.