Ir al contenido principal

La "Liturgia" en los Padres del Sínodo «La Nueva Evangelización para la transmisión de la Fe Cristiana» (I)

Ya que la "Liturgia" también ha sido tratada en las aportaciones hechas por los Padres Sinodales en esta XIII Asamblea General Ordinaria, que ha tenido lugar del 7 al 28 de Octubre de 2012 en Roma, y cuyo título es «La Nueva Evangelización para la Transmisión de la Fe Cristiana», ofrezco a continuación una seleción de estas intervenciones (por orden cronológico). 


08.10.2012


EM. R. CARD. DONALD WILLIAM WUERL, ARZOBISPO DE WASHINGTON (EEUU)

La situación actual hunde sus raíces precisamente en los desórdenes de los años 70-80, decenios en los que existía una catequesis verdaderamente escasa o incompleta en tantos niveles de instrucción. Hemos afrontado la hermenéutica de la discontinuidad que ha permeado gran parte de los ambientes de los centros de instrucción superior y que ha tenido también reflejos en algunas aberraciones en la práctica de la liturgia. Enteras generaciones se han disociado de los sistemas de apoyo que facilitaban la transmisión de la fe. Fue como si un tsunami de influencia secular hubiera destruido todo el paisaje cultural, arrastrando consigo algunos indicadores sociales como el matrimonio, la familia, el concepto de bien común y la distinción entre bien y mal. Luego, de manera trágica, los pecados de unos pocos han alentado la desconfianza en algunas de las estructuras ínsitas a la Iglesia misma. (Cfr. Documento de trabajo nº 69, nº 95, nº 104)


Em. R. Card. Oswald GRACIAS, Arzobispo de Bombay, Secretario General de la "Federation of Asian Bishops' Conferences" (FABC) (INDIA)

...la mentalidad asiática haya más significativa la oración contemplativa que la meditación discursiva. Estas son las riquezas sobre las que podemos construir y que podemos compartir con el mundo. Nuestras liturgias son fundamentales para nuestra fe Cristiana, pero si, al menos en un servicio paralitúrgico, es posible centrarse en la contemplación, ello brinda una gran satisfacción a nuestra gente, que siente la presencia de Dios y se siente fortalecida por Él.

S. E. R. Mons. Salvador PIÑEIRO GARCÍA-CALDERÓN, Arzobispo de Ayacucho, Presidente de la Conferencia Episcopal, Ordinario Militar para el Perú (PERÚ)

El domingo día del Señor y de la Iglesia debemos en la jornada Eucarística, la gratitud al Padre de bondad y misericordia que nos da la vida pero sobre todo la fe de Jesucristo, de comunión con los hermanos, especialmente con los que necesitan y nos esperan porque estan envueltos en el dolor, pobreza y marginación. Este recorrido semanal lo realizamos en el sistema pedagógico del Año litúrgico que inspirado en Jn. 16, 28, nos hace centrar la mirada en la navidad y en la pascua, preparando estos acontecimiento y celebrándolos en la alegría de la salvación. Una debida preparación de la liturgia y de los signos celebrativos es la mejor catequesis para nuestros fieles por ello la proclamación biblica, los cantos, nos deben llevar a una participación consciente, activa y fructuosa (SC 11) que nos llena del espíritu para la misión. El altar es la cumbre y la fuente del trabajo eclesial (SC 10).  Hay que intensificar en la acción pastoral de nuestras Diócesis y parroquias los equipos litúrgicos que reflexionen, preparen y animen este lugar privilegiado de evangelización.  Si la teología se hace pastoral en la liturgia, debemos cuidar la formación en los sacerdotes y catequistas para que se profundicen sus contenidos y se promuevan metodologías para los niños y jóvenes.

09.10.2012

S. E. R. Mons. José Elías RAUDA GUTIÉRREZ, O.F.M., Obispo de San Vicente (EL SALVADOR)


Mi intervención tiene como punto de referencia los números 69, 84 y 168 del Intrumentum Laboris, que señalan los obstáculos internos y externos para la Nueva Evangelización; uno de estos obstáculos lo constituye el mismo clero: pérdida del entusiasmo pastoral; disminución del impulso misionero; las celebraciones litúrgicas privadas de una profunda experiencia espiritual; la falta de alegría y de esperanza es tan fuerte que incide en la misma vida de nuestras comunidades cristianas ... (IL 69), y en los sacerdotes se debilita la vivencia de la fe y la caridad pastoral.


S. E. R. Mons. Milton Luis TRÓCCOLI CEBEDIO, Obispo titular de Munaziana, Obispo auxiliar de Montevideo (URUGUAY)

Fortalecer una catequesis en clave catecumenal, basada en el Ritual de lniciación Cristiana de Adultos en (RICA), especialmente para jóvenes y adultos, uniendo catequesis y vida litúrgica.


S. Em. R. Card. Marc OUELLET, P.S.S., Prefecto de la Congregación para los Obispos (CIUDAD DEL VATICANO) ha leído en italiano la Relación sobre la Aplicación de la “Verbum Domini”. 

En cuanto a la liturgia, la convicción profunda confirmada por la Verbum Domini, según la cual la liturgia es el lugar privilegiado donde Dios nos habla, ha tenido un gran eco entre los pastores, los liturgistas y los catequistas, sobre todo italianos, hispanos y anglófonos... Otro tema importante digno de atención es el de la actuación de la Palabra, es decir, su carácter dinámico y eficaz que asume, en el contexto litúrgico, una dimensión sacramental. La actuación natural de la Palabra alcanza también el nivel propiamente sacramental de una comunión personal, demostrando así que la Palabra de Dios es más que una información y una enseñanza.
10.10.2012

S. E. R. Mons. Ricardo BLÁZQUEZ PÉREZ, Arzobispo de Valladolid (ESPAÑA)

La celebración litúrgica es fortalecida en cada uno por el conocimiento y la lectura orante de la Sagrada Escritura. Durante mucho tiempo la extrañeza del latín ocultaba el desconocimiento de la Sagrada Escritura, pero ahora aparece al descubierto esa insuficiencia. La evangelización requiere que se unan Biblia, Sacramentos y vida cristiana.

INTERVENCIÓN DE S. G. DR. ROWAN DOUGLAS WILLIAMS, ARZOBISPO DE CANTERBURY, PRIMADO DE TODA INGLATERRA Y DE LA COMUNIÓN ANGLICANA (GRAN BRETAÑA)

...la contemplación está lejos de ser sólo un tipo de cosa que hacen los cristianos: es la clave para la oración, la liturgia, el arte y la ética, la clave para la esencia de una humanidad renovada capaz de ver al mundo y a otros sujetos del mundo con libertad - libertad de las costumbres egoístas y codiciosas, y de la comprensión distorsionada que de ellas proviene. Para explicarlo con audacia, la contemplación es la única y última respuesta al mundo irreal e insano que nuestros sistemas financieros, nuestra cultura de la publicidad y nuestras emociones caóticas e irreflexivas nos empujan a habitar. Aprender la práctica contemplativa es aprender lo que necesitamos para vivir de una manera verdadera, honesta y amorosa. Es una cuestión profundamente revolucionaria.

11.10.2012

Su Santidad BARTOLOMEO I, Arzobispo de Constantinopla, Patriarca Ecuménico (TURQUÍA)

Hemos contemplado la renovación del espíritu y el “retorno a los orígenes” mediante el estudio litúrgico, la investigación bíblica y la doctrina patrística... La teología fundamental y los temas principales del Concilio Vaticano II - el misterio de la Iglesia, la sacralidad de la liturgia y la autoridad del obispo - son difíciles de aplicar con práctica asidua y se asimilan con esfuerzo durante toda la vida y con el compromiso de la iglesia entera. La puerta, por tanto, debe permanecer abierta para una acogida más profunda, un mayor compromiso pastoral y una interpretación eclesial del Concilio Vaticano II cada más profunda.

S. E. R. Mons. Ján BABJAK, S.I., Arzobispo Metropolitano de Prešov para los católicos de rito bizantino, Presidente del Consejo de la Iglesia Eslovaca (ESLOVAQUIA)

En el rito bizantino ciertamente nos ayuda en la evangelización (tanto en la primera como en la nueva) la espiritualidad bizantina, los iconos y la participación del pueblo en la vida litúrgica. Estos elementos de una cultura espiritual nos recuerdan que también la cultura y el arte pueden abrir el corazón del hombre contemporáneo a la escucha del Evangelio.


12.10.2012

S. B. R. Sviatoslav SCHEVCHUK, Arzobispo Mayor de Kyiv-Halyč, Jefe del Sínodo de la Iglesia Greco-Católica de Ucrania (UCRANIA)

Una especial atención y una decisiva renovación merece el anuncio del Evangelio a través de la Homilía en el contexto litúrgico. Las predicaciones en nuestras iglesias pierden, a menudo, su carácter kerigmático y, por tanto, no tienen ya la fuerza del Evangelio (cf. Rm 1, 16) y la eficacia de la Palabra de Dios.

 S. E. R. Mons. Joseph NGUYÊN NANG, Obispo de Phát Diêm (VIETNAM)

El Beato Juan Pablo II dijo: “la futura evangelización depende en gran parte de la Iglesia doméstica” (FC 52).De hecho, en Vietnam, la familia cristiana juega un papel importante en la comunicación y enriquecimiento de la fe. Los padres son los primeros catequistas que enseñan la oración y la doctrina a los hijos, sobre todo en los períodos de persecución. Muchas familias, mediante la oración en común de la tarde, en la que se medita el Evangelio, son evangelizadas progresivamente. Muchas personas no cristianas asisten, por solidaridad, a ritos católicos del matrimonio y de los funerales; oyen hablar, por primera vez, de la significación y las características del matrimonio cristiano, del sentido de la vida, la resurrección y la esperanza escatológica. De hecho, muchas personas vuelven para la enseñanza religiosa después de haber participado a las celebraciones litúrgicasOrientar las distintas manifestaciones de piedad del pueblo de Dios hacia la inteligencia de la fe y hacia la práctica sacramental, ha de constituir una de las tareas que, con gran solicitud, han de tener en cuenta los pastores de la Iglesia para aprovechar la piedad popular como escenario de la nueva evangelización.

S. Em. R. Card. Robert SARAH, Presidente del Pontificio Consejo "Cor Unum" (CIUDAD DEL VATICANO)

Tanto el Motu proprio Porta Fidei (n. 14) como el Instrumentum laboris de este Sínodo (n. 123) recuerdan que la fe y la caridad están vinculadas la una a la otra. La relación intrínseca entre evangelización y diakonia se manifiesta en el hecho de que, como recuerda la Encíclica Deus Caritas est, junto a la liturgia, son las dimensiones fundamentales y propias a través de las cuales la Iglesia se realiza a sí misma.

13-10-2012

S. E. R. Mons. José Octavio RUIZ ARENAS, Arzobispo Emérito de Villavicencio, Secretario del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización (CIUDAD DEL VATICANO)

...favoreciendo la comprensión de la trabazón cristiana existente entre piedad popular y la naturaleza de la liturgia. En este último medio, el conocimiento, proclamación y meditación de la Palabra de Dios será de gran ayuda, pues por ella Dios se revela y comunica a sí mismo, y a través de ella, los bautizados pueden entablar un diálogo sincero con Él.

S. B. R. Baselios Cleemis THOTTUNKAL, Arzobispo Mayor de Trivandrum de los Siro-Malankareses, Jefe del Sínodo de la Iglesia Siro-Malankara (INDIA)

En la modernidad las personas piensan que pueden hacer cualquier cosa, que existen gracias a sus capacidades. Esta actitud lleva a una imagen desfigurada de la realidad sobrenatural, incluso de la esencia de la vida humana. Los responsables de la evangelización, especialmente quienes viven el ministerio sacerdotal, personas dotadas de “don y misterio” (beato Juan Pablo II) deben tomar medidas concretas en las celebraciones litúrgicas para hacer de los sacramentos medios más tangibles de “experiencia del Enmanuel” durante esas horas de gracia. Socializar unos con otros tiene cabida en todas partes, mientras que el diálogo con el Señor se ha arrinconado en todas partes.

S. B. R. Béchara Boutros RAÏ, O.M.M., Patriarca de Antioquía de los Maronitas, Jefe del Sínodo de la Iglesia Maronita (LÍBANO)

En los países árabes se realiza la evangelización de una forma indirecta, es decir, en las escuelas católicas, las universidades, los hospitales y las instituciones sociales que pertenecen a las diócesis o a las órdenes religiosas, y que están abiertas tanto a los musulmanes como a los cristianos. La evangelización indirecta se efectúa sobre todo a través de los medios de comunicación social, principalmente católicos, que transmiten las celebraciones litúrgicas y diversos programas religiosos. Se habla, entre los musulmanes, de conversiones secretas al cristianismo.

S. E. R. Mons. José Luis AZUAJE AYALA, Obispo de El Vigía - San Carlos del Zulia, Vicepresidente de la Conferencia Episcopal (VENEZUELA)

En América Latina y el Caribe, la Doctrina Social de la Iglesia ha jugado un papel determinante en el fortalecimiento de la fe de los cristianos, que como “discípulos misioneros de Jesucristo tenemos la tarea prioritaria de dar testimonio del amor a Dios y al prójimo con obras concretas” (DA 386). Si queremos, pues, asumir una nueva evangelización de lo social, debemos darle una nueva valoración a la Doctrina social de la Iglesia, sabiendo que ella es “anuncio y testimonio de fe, es instrumento y lugar imprescindible de educación de la fe” (CV 15), lo que nos lleva a tener la suficiente disponibilidad de acoger sus enseñanzas y transmitirla con “parresia”, impregnando de sus contenidos la catequesis, la liturgia, la educación cristiana, el pensum de los seminarios, de las casas religiosas, la formación permanente de obispos y sacerdotes, y principalmente la formación laical, manteniendo estos últimos, desde su índole secular, la responsabilidad de transformar la realidad socio-cultural-política-económica de nuestros pueblos.