Ir al contenido principal

Humor Litúrgico Bizantino (I)

Dice una canción que "no puede estar triste el corazón que alaba a Cristo"; y ¡cuanta razón tiene!. A veces da la sensación de que la "alegría del Señor resucitado" no ha transfigurado el alma de algunos cristianos que aún tienen cara de Viernes Santo (cara de entierro) y, por ello, cara de pocos amigos. El Señor transfigura la vida de aquél que se deja transfigurar por él. Dejémonos, pues, iluminar por Cristo; y que estas fotos nos sirvan para que "más que cantar a la Cruz, la llevemos cantando" (como decía el Padre Leocadio, Edmp)

Tú solo no puedes, pero con la Cruz de Cristo te conviertes en un "Superman" y de esta manera lo puedes todo:




Si quieres que Dios te hable, que Dios te llame, has de ponerte a la escucha, has de salir a su encuentro en la oración:




Y si no quieres que la Liturgia te aburra vive siempre ante ella teniendo una gran capacidad de asombro:





Y qué verdad es que: !son los hijos los que llevan a los Padres a la Liturgia!:




Y, además, si es verdad que: "Xristos anesti" (Cristo ha resucitado): ¡quién no saltará de alegría!:




En la vida se mezcla lo cotidiano y lo litúrgico: "¿quién habrá sido?", pregunta el de la derecha, sin embargo, el otro no contesta sino que "elevando los ojos al cielo..."




No te preocupes si sientes que, por ser coherente con tu fe, vas contracorriente: ¡somos más y con Dios vencemos siempre!: