Ir al contenido principal

Viernes de la Octava de Pascua - Estación en Santa María "ad Martyres", en el Campo Marcio.

El edificio actual del Panteón fue construido por el emperador Adriano, el mismo que hizo construir el mausoleo del Castel S. Angelo, entre el 118 y el 125 d. C., el cual dedicó a los "Dei Superni o Astrales".

Construido siguiendo los modelos de varias teologías, naturalmente paganas, desde los grandes nichos por la teología más antigua, la de los siete planetas, a la más reciente, helenística o de los doce dioses. La cúpula está construida con influencias de la religión etrusca, una esfera de cien pies, es decir, 43,40 metros, como el huevo cósmico etrusco, equipada de un "ojo" central colocado para impedir el ingreso en el templo de los influjos celestes.

El Panteón (o la Rotonda como es también conocido el templo) fue construito en el 27-25 a.C. por Marco Vespasiano Agripa hijo y ministro de Augusto y, como ya ha sido dicho, fue rehecho más tarde por el emperador Adriano.

La actual denominación de la iglesia "Santa Maria ad Martyres", se remonta al 608-609 cuando el imperador bizantino Flavio Nicéforo Focas donó aquel templo al papa Bonifacio IV, que, sin modificar la estructura originaria, lo transformó y lo dedicó a los Mártires y a su Reina.

El Papa Urbano VIII Barberini, en 1632, utilizó los bronces del pronaos para realizar el baldaquino en la basílica de San Pedro.

Más tarde, de 1747 a 1758, Paolo Posi llevó a cabo la restauración de la decoración marmórea interna del tambor; todas estas variaciones no estropearon nunca la majestuosa belleza de esta iglesia que así permanece hasta el día de hoy.

Esta estación convoca a los fieles y a los neófitos a unirse a todos los Mártires, abrazando así al que ha dado la vida y ha sufrido por la fe cristiana.


(Traducción del original italiano: Salvador Aguilera López)