Ir al contenido principal

Martes Santo - Estación en Santa Prisca, en el Aventino.

Es esta la última estación ordinaria de la cuaresma que se lleva a cabo sobre la sagrada colina del Aventino en el iglesia de Santa Prisca. Ésta fue en un tiempo la casa en la que la Santa titular habitaba, también Aquila y Prisco, los dos esposos que hospedaron a Pedro y expusieron su vida para salvar a Pablo, cuando estaba en el puerto efesino en oriente. Este hecho está confirmado en el hallazgo de una casa romana ocurrido en 1776 con pinturas y otros monumentos cristianos. En tiempos de Pío VI se descubrió también un oratorio con pinturas del siglo IV que ensalzan a los dos Príncipes de los Apóstoles. Mientras que se lleva a cabo el trayecto al Aventino de la última procesión estacional de la Santa Cuaresma, es ensalzado el testimonio ricordado por Pablo, que dice "nosotros debemos de gloriarnos en la cruz de Cristo en la cual está la salvación, la vida y nuestra salvación" y por eso nos despiden las palabras del salmista, que concluye "Él haga resplandecer su rostro sobre nosotros".

*

(Traducción del original italiano: Salvador Aguilera López)