Ir al contenido principal

Viernes "después de Ceniza" - San Juan y San Pablo, "in Celio".

Sobre el complejo de este Santuario edificado en el Celio, sobre la iglesia actual del siglo XVIII que modifica la de Pascual II de 1099, antiguo título de Pammaquio, sobre los edificios romanos que están debajo y que la tradición dice que era la casa de los Mártires epónimos y sobre el oratorio del siglo IV, único en Roma, sacado a la luz a finales de 1800, se han escrito muchos volúmenes.

Mientras hoy se sube a depositar junto a la tumba de los Mártires Juan y Pablo los anhelos del alam, a ellos, en la remota edad media, se une la memoría de Crispo, Crispiniano y Benedicta, también mártires de Cristo.

Juan y Pablo, martirizados por orden de Juliano "el Apóstata", dieron la vida por Cristo, donde Pammaquio, noble y bienhechor de Roma convirtió, juntamente al padre Bisanzio, su casa en templo. Igualmente junto a la tumba de estos mártires, el fundador de los religiosos pasionistas, San Pablo de la Cruz, exhaló su último aliento en el antiguo convento, donde también vivió San Vicente M. Strambi, religioso y Obispo pasionista.

La procesion estacional se desarrolla, sobre una parte del santuario pagano, dedicado por la madre de Nerón, Agripina, al Emperador divinizado Claudio.

(Traducción del original italiano: Salvador Aguilera López)