Ir al contenido principal

Jueves II de Cuaresma - Estación en Santa María "in Trastevere".

Esta basílica construida sobre el área del "titulus Callisti" en los albores del siglo III, se yergue allá donde en un tiempo estaba la Taberna Emeritoria, es decir, un hospicio de veteranos de la flotta ravennate.

En este lugar - que fue su título - el Papa Calixto sufrió el martirio siendo sumergido en un pozo: a causa de un motín popular del conocido barrio del Trastevere. La actual basílica es la construida por Inocencio III (1130-1143) que fue muchas veces retocada y embellecida. En el interior es posible admirar el mosaico donde el Señor está sentado en un trono con su Madre, en el triunfo de los Santos y de los Apóstoles, mientras mantiene con la mano la corona y el monograma de Cristo. Esta obra está entre las obras maestras más conocidas de Pietro Cavallini, predecesor de Giotto (1291).

Entorno al presbiterio, dominado por la sede marmórea, se encuentra la siguiente inscripción "Prima aedes deiparae dicata" alrededor del clásico baldaquino erigido por Vespignani. En la parte derecha se alternan en la capilla del coro del Domenichino obras del Sansovino y de Mino da Fiesole, como las de Antonio Gherardi en la capilla del Bernini.

Aquí el salmista iluminado por los resplandores del arte y sembrado de victoria por la sangre de los Mártires, pone hoy en los labios del orante la invocación "sé propicio Señor con nuestros pecados, para que la gente no diga, ¿dónde está su Dios?".

(Traducción del original italiano: Salvador Aguilera López)