Ir al contenido principal

Jueves "después de Ceniza" - Estación en San Jorge "in Velabro"

Las “Estaciones” del jueves son todas de época tardía: las insertó el Papa Gregorio II en el siglo VIII, cuando completó la serie de estos ritos cuaresmales.

Para estas Estaciones eligieron los santuarios más venerados por los fieles de entonces. El culto del santo guerrero, combatiente contra el demonio bajo el aspecto de un dragón, venido de Oriente, era muy sentido especialmente en este barrio, lleno de empleados del Imperio Bizantino y de comerciantes levantinos.

Siempre aquí en el Aventino se tuvieron los primeros contactos con los mártires y los confesores peregrinando a san Jorge "in velum aureum".

La iglesia de San Jorge al Velabro tiene muchas semejanzas a las de Santa Sabina y Santa María in Cosmedin.

Los orígenes del templo se remontan a principios del siglo VI. San Gregorio Magno lo añadió a las diaconías y San Gregorio II instituyó la Estación Cuaresmal. León XII añadió al culto de San Giorgio el de San Sebastián, y otro Gregorio, el IV, lo dotó de mosáicos y pórticos; en 1325 el Giotto pintó los frescos del ábside. Por un lado de la iglesia se puede ver todavía un trozo de la cloaca máxima.

En los años noventa el templo fue gravemente dañado por un atentado (explosivos) que se dio contemporáneamente también en el Laterano.
+
(Traducción del original italiano: Salvador Aguilera López)