Ir al contenido principal

Ciertamente el 25 de diciembre fue el nacimiento de Cristo.


            En ambientes teológicos  se viene diciendo que el 25 de diciembre fue una fecha puesta para cristianizar la fiesta pagana del Natale Solis invicti en el marco cósmico del solsticio de invierno. Últimamente algunos especialistas de talla como Tommaso Federici, afirman que el día 25 es una fiesta histórica. Para lo cual se basan en una interesante investigación. Es importante que valoremos el hecho que desde antiguo la iglesia  ha afirmado la veracidad de la fecha, por lo que no conviene relativizarla como creación eclesiástico-teológica.
            En 25 de diciembre no se ha establecido al azar, sino en referencia a otras fechas evangélicas. El oriente cristiano celebra el 23 de septiembre el anuncio de Gabriel a Zacarías, padre de Juan Bautista. Esta fecha se entrelaza con el Anuncio del Ángel a María, seis meses después, luego la natividad de Juan Bautista y nueve meses después de la Anunciación de la Natividad del Señor. El Evangelista San Lucas que se preocupa de investigar para escribir su evangelio, ofrece acontecimientos y datos constatables históricamente. Hace una referencia al edicto de César Augusto (Censo de Quirino, 6-7 a..C) da una referencia interesante,  Zacarías pertenecía al turno de Abdías que era el VIII. Los sacerdotes hijos de Aarón estaban distribuidos en 24 sebaot, o turnos perennes de servicio al culto del templo. La cuestión sería definir la fecha en que le tocó a lo largo del año. El hallazgo del calendario de los Jubileos de Qumrán ha dado pistas a los investigadores. El calendario era solar y no lunar y según referencia exacta, el turno de Abdías le tocó servir en el templo dos veces, la 1ª el 14 del tercer mes y la 2ª del 24 al 30 del octavo mes, esto correspondería a los últimos diez días del mes de septiembre.
            El calendario litúrgico bizantino señala el 23 de septiembre como fiesta de la Anunciación a Zacarías. No hay que caer en la simpleza de decir que son fechas inspiradas en apócrifos. La tradición oral es muy importante en oriente, los lugares santos han sido salvaguardados por la tradición oral viva en la 1ª comunidad cristiana. No es aventurado afirmar que las fechas que tenemos se basan en tradiciones orales expresadas en fiestas. Por lo tanto, el 25 de diciembre es una fecha histórica que las primeras comunidades cristianas han simplemente, celebrado.
            La historicidad de la fecha nos pone de manifiesto la voluntad de Dios en la historia de la salvación. Unos días antes de la fiesta de la Natividad, la liturgia judía celebra la fiesta de la luz o iluminación que es referencia al templo. Cristo que es el templo y es la luz del mundo; el marco cósmico anuncia esto, me refiero al solsticio de invierno. Estas alusiones no sólo son sugestivas, sino que confirman la historicidad de la liturgia.
            Aquí he esbozado a grandes rasgos el estudio que se está planteando, pero sin duda es una interesante investigación que abre el campo para el conocimiento de las primeras comunidades cristianas y los aportes del humus cultural y  religioso-judío.

Manuel Flaker