Ir al contenido principal

Solemnidad de san Juan Bautista.

La Víspera

La noche antes el pueblo romano la pasaba en vela en las cercanías del campus lateranensis. El culto del Bautista en Letrán, statio que está en el antiguo Misal, data del Pontificado del Papa Hilario, el cual tras salir ileso del peligro en que se vio en ocasión del famoso latrocinium ephesinum, erigió dos oratorios a ambos lados del bautisterio de Sixto III, uno dedicado a San Juan Evangelista y el otro a Juan Bautista; estos oratorios adquieren tal celebridad que dieron nombre a la misma Basílica Lateranense.

La Misa de la Vigilia, con el ayuno que la precede, está indicada en el sacramentario Leoniano y también en el Latérculo Bernense del Martirologío Jeronimiano; y en el Códice de Wüzburgo ya se ponen las mismas lecturas que se encuentran en el Misal de 1962.

El Día

Era un día politúrgico, ya que la tercera de las cuatro Misas en honor del Bautista consignadas en el Leoniano lleva el título de ad fontem. Señal de que las otras se celebraban en el Salvador y en algún otro santuario urbano distinguido con el título de san Juan y de que la tercera era ofrecida en el oratorio Lateranense construido por el Papa Hilario ad fontem. En el Sacramentario Gregoriano también encontramos colectas para una primera misa y para la estacional, celebrada en la sala del Salvador.

Una vez celebrado el oficio en la Lateranense, el clero se dirigía procesionalmente, como el día de Pascua, a celebrar otro más breve ad fontes. La Liturgia engrandece a aquél del que el mismo Jesús dijo: Maior inter natos mulierum; el nombre significa: paloma, así nos mostrará al Mesías como la Paloma en el Río Jordán. Celebramos su nacimiento y muerte, el nacimiento porque éste se efectuó entre los esplendores de los carismas del Paráclito, y la muerte porque con su martirio nos da testimonio de entrega (29 de Agosto); se celebra su nacimiento junto al de Jesús y María, de ninguno más. Hay alrededor de 20 iglesias dedicadas a San Juan en Roma, y son 25 los Papas que han llevado su nombre. Ya nos dice San Agustín que era conmemorado en este día en la Iglesia Africana. Los monjes lo tomaron como ejemplo de austeridad y entrega, San Benito le dedicó un templo en Montecasino, en el cual dispuso que le dieran sepultura; y entre los doce cenobios erigidos por él en Subiaco, uno fue designado con este nombre. Se hace mención de él en el Canon Romano, y en el Confiteor del Misal del Rito Romano Extraordinario.

En el Rito Hispano también se celebra en grado de Solemnidad, y hemos de decir que tiene una particularidad, el Domingo anterior al 24 de Junio se llama: Domingo que precede al Nacimiento de Juan Bautista. Otra curiosidad es que el Rito Hispano-Mozárabe no rompe el ritmo de los Domingos de Cotidiano, por ejemplo, este año el Domingo anterior es el IX y el siguiente es el X, no así como ocurre en el Rito Romano.

Salvador Aguilera