Padre Manuel Garrido Bonaño, de la Liturgia terrenal a la Liturgia celestial.

Autor de treinta libros y más de mil artículos, el padre Manuel Garrido O.S.B falleció el pasado 15 de septiembre en la abadía benedictina de la Santa Cruz, en el Valle de los Caídos. En 2008 había publicado Grandes promotores y maestros del movimiento litúrgico, una de las más recientes obras dedicadas al estudio de tan importante movimiento para el estudio de la liturgia en el pasado siglo XX.

El P. Manuel Garrido Bonaño, natural de Valverde del Camino (Huelva), ingresó en el Seminario de Sevilla, desde donde pasó, con 21 años de edad, a la Abadía de Santo Domingo de Silos, lugar en el que realizaría su profesión de votos temporales el día 29 de junio de 1948, festividad de San Pedro y San Pablo, y la de votos solemnes el mismo día en 1951.

Cuando a mediados de los años cincuenta del siglo pasado −el 10 de noviembre de 1954− se restauró la vida monástica en San Salvador de Leyre, el padre Manuel fue uno de los miembros de la comunidad benedictina que regresaron para hacerse cargo de aquel histórico monasterio. Los monjes que se asentaron en Leyre procedían de la congregación de San Pedro de Solesmes de la abadía de Santo Domingo de Silos.

Poco después, al año siguiente, el padre Manuel marchó a realizar los cursos del Instituto Monástico en el Pontificio Ateneo de San Anselmo de Roma, de la Orden de San Benito (1955-1957), para posteriormente regresar a Silos y, a continuación, en julio de 1958 tomó parte en la fundación de la abadía de Santa Cruz del Valle de los Caídos, donde vivió desde 1960 definitivamente hasta el momento de su muerte. En total cincuenta y tres años.

Entra las obras del padre Garrido Cabe destacar su Curso de Liturgia Romana (1961), La Liturgia de las Horas a través de los siglos (1976), Ildefonso, cardenal Schuster, místico y apóstol (1987), Iniciación a la Liturgia de la Iglesia (1988), y varias traducciones y ediciones de otros autores (san Ambrosio, san León Magno, santa Gertrudis de Helfta, Ludovico Blosio OSB, CiprianoVagaggini, Ítala Mela o la beata Eusebia Palomino).

Lux perpetua luceat eis.