Ir al contenido principal

Notas sobre la tipología de C. Vagaggini.

Después del resumen de los "Orígenes del Cristianismo Latino" de J. Daniélou que nos ha ofrecido Salvador Aguilera, creo que es bueno recordar unos conceptos fundamentales sobre la tipología, que afectan tanto a la liturgia como a la Sagrada Escritura. ¿Y qué mejor manera que hacerlo de la mano de C. Vagaggini? En su conocido ensayo "El sentido teológico de la liturgia", en unas pocas páginas (p. 445-450) ofrece las notas fundamentales sobre la tipología:

El sentido más profundo por cuyo medio el Nuevo Testamento y la liturgia superan el simple sentido que daban los contemporáneos a ciertos textos del Antiguo Testamento cuando se trata del significado anejo a personas, cosas, acontecimientos históricos, instituciones, tiene un nombre especial, ya usado, si bien no exclusivamente, en el Nuevo Testamento, y que hoy es cada vez más universalmente aceptado: se llama el sentido tipológico.

Estas palabras de Vagaggini resumen un modo general de aproximarse a la Sagrada Escritura. En la Edad Media se le conocía como un "método": los cuatro sentidos de la Escritura. Sin desviarnos de Vagaggini, recordamos ahora una expresión medieval que recoge H. de Lubac en su obra sobre los cuatro sentidos de la Escritura (1):

Littera gesta docet, quid credas allegoria,
Moralis quid agas, quo tendas anagogia

Antes de avanzar, hay que aclarar que se suele dar una confusión entre tipología y alegoría (2). En líneas generales, para Vagaggini la tipología tiene esta estructura:

La cosa antecedente es el tipo, una expresión primera, un primer esbozo, un primer bosquejo prefigurativo; la cosa subsiguiente es el antetipo, la realización más perfecta y más completa de una misma idea. Entre el tipo y el antetipo existe, pues, a los ojos de Dios y en realidad, una relación intrínseca de preparación y de prefiguración: Dios, al realizar la cosa antecedente, tenía ya a la vista la cosa subsiguiente.

En cuanto a la relación específica entre Antiguo y Nuevo Testamento:

... el Antiguo Testamento no sólo prepara y anuncia al Nuevo mediante una simple sucesión cronológica o mediante doctrinas y afirmaciones teóricas, sino que las cosas, las personas y los acontecimientos del Antiguo Testamento tienen también valor de primeras realizaciones imperfectas y prefigurativas de cosas, personas y acontecimientos del Nuevo Testamento.

Vagaggini también enumera algunas relaciones tipológicas:

Así, mirando las cosas de cerca, es imposible evadir la impresión de que en el Antiguo Testamento el procedimiento de interpretación tipológica se ha usado efectivamente en larga escala.
He aquí algunos ejemplos que he podido notar: 1. El maná (el agua de la roca)-la eucaristía (Io 6,48-58; cf. 1 Cor 10,3), 2. Jonás sale después de tres días del vientre de la ballena-la resurrección de Cristo después de tres días (Mt 12,39), si bien aquí se trata tal vez de un caso especial. 3. Elías-Juan Bautista (Mt 17,12). 4. Cordero pascual-Cristo (Mt 26,29 y paralelos; 1 Cor 5,7; cf. Ex 24,8; Ier 31,31; Zach 9,11; Heb 9,19ss). 5. La serpiente en el desierto-Cristo en la cruz (Io 3,14). 6. Jerusalén terrena-Iglesia-Jerusalén celeste (gal 4,25-27; Heb 11,10; 12,22; 13,14; Apoc 3,12; 11,2; 20,9). 7. La antigua alianza-el Nuevo Testamento (Mt 26,28; 2 Cor 3,6.14; Gal 4,24; Heb 7,22; 8,8ss; 9,15; 10,29; 13,20). 8. Moisés-Cristo (Io 6,32; 1,17; Act 7,37; 1 Cor 10,2; Heb 3,2ss; 11,26). 9. David-Cristo (Act 2,25ss). 10. Jacob y Esaú-cristianos y judíos (Rom 9). 11. Observancias ascéticas y fiestas judías-Cristo y las realidades cristianas (Col 2,16-23).

Finalmente, traemos la alusión que hace Vaggagini a la obra de Daniélou y la importancia del conocimiento de los Padres de la Iglesia:

...conocer el pensamiento de los Padres o de algunos Padres en torno a la interpretación tipológica de cualquier pasaje de la Escritura o de la liturgia, será, naturalmente, utilísimo para entender el sentido simbólico que ellos agregaban a la Escritura o a la liturgia, si bien no se siga que este significado deba admitirse como cosa de fe. En este sentido, los trabajos de Daniélou Sacramentum futuri y Bible et liturgie deben ser aceptados como muy útiles.
Adolfo Ivorra


(1) Edición italiana: Esegesi medievale. I Quattro sensi della Scrittura, I: Scrittura ed Eucarestia, Milano, 2006, 19.
(2) "Según Mazza, actualmente distinguimos estos dos aspectos por la influencia de Melitón de Sardes, que distinguirá entre texto y evento, dejando la alegoría fuera del ámbito de la realidad histórico-salvífica, puesto que ocupará la tipología, calificada de objetiva. La alegoría será el terreno de lo subjetivo, de la interpretación de teólogos particulares, no de la realidad . Por tanto, la alegoría «si mostra subito come un procedimento ingovernabile, privo dei criteri sicuri e oggettivi. Il soggettivismo è l’unico criterio oggettivo dell’allegoria»": A. Ivorra, Los sentidos de la liturgia en Amalario de Metz. Bautismo y Eucaristía, Toledo, 2007, 80.

Para saber más:

Biblia y liturgia en la época carolingia (I).
Biblia y liturgia en la época carolingia (II).