Ir al contenido principal

Santa Eulalia de Barcelona.


Siempre se consideró a esta Eulalia, que desde muy antiguo recibió culto en Barcelona, otra santa mártir que, como la homónima de Mérida o santa Leocadia de Toledo, entregó su vida en la gran persecución de comienzos del siglo IV.

Oratio admonitionis

He aquí, queridos hermanos, aquel gran día de la gloriosa virgen santa Eulalia, que vuelve cada año para que podamos celebrarlo. En este día la mártir, ciudadana y vecina de Barcelona, sigue distinguiendo su tierra natal con el eco de sus méritos y la ilumina con el honor de su sepulcro; porque aquella que en vida nos edificó con su palabra al derramar su sangre nos enseña con su ejemplo. Ella, llena de valentía y de gozo, se presentó en el foro entregándose al martirio sin haber sido perseguida y con palabras llenas de coraje reprendió al juez pagano ofreciéndose así voluntariamente a la pasión. Reconozcámosla, pues, como mártir por las heridas y como patrona nuestra por su profunda piedad. Reclamemos mediante una íntima plegaria que aquella que triunfó llena de fortaleza en su cuerpo delicado, haga posible para nosotros una victoria eficaz. ella, que tras pasar por las llamas, alcanzaba el cielo, nos conceda, tras la caída, llegar a gozar de la compañía de los ángeles. R. Amén.

Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos. R. Amén.