Ir al contenido principal

iBreviary

El nombre de este programa para el iPhone es desafortunado, pues ya no rezamos el "breviario" (nombre que significa "versión abreviada del oficio monástico), pero es sin duda más comercial, pues es breve y remite a un libro del todos conocido. Ya lleva algún tiempo de andadura, pero hasta ahora no lo había probado. Las noticias que se dan sobre él son confusas. No es gratis, pues en cualquier iPhone cuesta 0,79 euros. Tampoco fue "creado" por el Vaticano, sino ideado por un presbítero italiano (Paolo Padrini) y realizado (creado) por un informático, Dimitri Giani. Incluimos algunas imágenes de su página web:



El programa necesita las bondades del 3G y la conexión Wifi para saber el día exacto de la semana de salterio, el día litúrgico, etc. No tenemos que buscarlo nosotros, el programa lo hace automáticamente. Esto ya nos indica su profesionalidad. La inclusión de la IGLH (Ordenación General de la Liturgia de las Horas) nos indica su seriedad desde el punto de vista litúrgico. Pero aún hay más. Tiene tres secciones (además de la sección de créditos). En la primera está el "breviario", o mejor dicho, la Liturgia de las horas. En la parte superior nos dice el día de la semana, la fecha, el mes y el año. En la parte inferior tiene un menú para seleccionar el Oficio de Lecturas, Laudes, Hora Intermedia, Vísperas -en el programa la "V" de vísperas desaparece misteriosamente...-, Completas y las Completas de Ayer. Esto último quizás se deba a que el programador es consciente de que muchos presbíteros llegan a medianoche sin rezar las completas -pues se acuestan más tarde (¡bendita pastoral!). En la segunda sección vienen las lecturas del día. En este momento se hace patente un problema de este programa: aunque "sabe" en qué semana del salterio estamos, qué domingo del tiempo ordinario, etc. -lo he verificado varias veces-, sin embargo no te informa ni de la semana del salterio. Otro problema que no he podido verificar es si tiene en cuenta las memorias, fiestas, etc. (hoy es domingo). La tercera sección contiene oraciones "clásicas": Padrenuestro, Ave María, Gloria, Ángelus, etc. De todas formas, como dice su autor, su programa está en proceso de mejora.
iBreviary modifica el "ser" del iPhone introduciendo un nuevo apartado del menú ajustes del teléfono. Allí podemos marcar la opción de si queremos que aparezcan las completas del día anterior, el tamaño de la fuente y el lenguaje de los textos. Todos los textos son versiones oficiales. Así lo especifica en la sección de créditos del programa. Los idiomas incluidos: italiano, inglés, español, francés y latín. Cuál es mi sorpresa al descubrir un "sexto idioma": "rito ambrosiano". Sin duda, una alegre novedad. D. Paolo Padrini pertence a la diócesis de Tortona, no de Milán, por lo que no está "moralmente" obligado a poner el rito ambrosiano, si bien su diócesis está cerca. Me hago una pregunta en voz alta: ¿si el iBreviary se hubiese hecho en Salamanca, Madrid, etc., y no en Toledo, tendría también el Breviario Gótico? Sin duda vemos un gran aprecio por la liturgia milanesa en italia. Sin embargo, no contiene la Ordenación General de la Liturgia de las Horas ambrosiana. De todas formas, la presencia del Oficio Divino ambrosiano en las nuevas tecnologías se deja sentir. Nada más hay que recordar el proyecto Diurna Laus.
En definitiva, en iBreviary merece sin duda las recomendaciones del Consejo para las Comunicaciones Sociales del Vaticano. Creo que los católicos que pretendan especializarse en "medios de comunicación" no deben olvidar la lex orandi de la Iglesia. Hasta ahora, sólo he encontrado otro libro litúrgico para el iPhone: el misal romano, y en inglés. Con sus muchas virtudes y sus pocas cosas mejorables, el iBreviary está llamado a ser uno de los programas fundamentales del futuro "electrónico" del catolicismo del s. XXI.

Adolfo Ivorra